Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.Puede cambiar la configuración en cualquier momento haciendo clic en el enlace "Configuración de cookies" en el pie de página.

Aceptar todas las cookies y continuar

Cambiar configuración de cookies



Los agentes oficiales hacen el 17 por ciento de la posventa oficial

2020-07-02

Los Servicios Oficiales (SO) en España mueven un total de 1.060 millones, lo que supone el 17% de la facturación de la “posventa oficial”, tal y como se desprende del informe “Los agentes, el secreto mejor guardado de la posventa”, presentado por Solera, experta en inteligencia del automóvil, en el marco del I Congreso de Fagenauto, la Federación de asociaciones de agentes oficiales, que se celebra hoy online. Si la comparativa se lleva a cabo con el total del mercado, el porcentaje baja hasta el 7,5%.

En total, y si sumamos los 5.086 millones de los concesionarios, las redes oficiales en su conjunto facturan más de 6.100 millones de euros. No obstante, una de las características del SO respecto a sus homólogos de marca es que sus ingresos están más repartidos. Así, el taller representa el 29% de su negocio, las ventas de vehículos usados el 20% y las de nuevo el 51%. Todo ello contrasta con el concesionario, donde tres de cada cuatro euros proceden del vehículo nuevo.


En el punto de mira


El informe de Solera pone, además, en el punto de mira de los agentes tres grandes retos que afrontan sus negocios y que son comunes al conjunto de la posventa: el envejecimiento del parque, el absentismo de la ITV y el impacto del COVID.


De este modo, el sector afronta para 2025 el desafío de ser rentable con 15 millones de vehículos con más de 15 años de antigüedad en circulación. En este sentido, el reciente Plan Renove aprobado por el Gobierno y que prevé ayudas a la compra incluso para motorizaciones diésel y gasolina, ayudará a poner coto al problema de la edad en el parque, no solo más contaminante y sinónimo de menor seguridad, sino también escasamente rentable para los talleres.


En cuanto a la ITV, el análisis de Solera recuerda que hay más de 500 millones de euros que se “evaporan” para los talleres por las más de cuatro millones de inspecciones que se dejan de hacer en España.


Y, finalmente, el impacto del COVID-19 en los negocios por el confinamiento entre marzo y mediados de mayo, que deparará una pérdida al sector en conjunto del 17% en los ingresos para este año sobre lo inicialmente previsto. Y, posteriormente, una recuperación en forma de ‘W’ para la mecánica y de ‘U’ para la carrocería.


Según el responsable de Mercado Posventa de Solera, José Luis Gata, “los servicios oficiales tienen aún mucho margen de recorrido tanto en la venta de vehículo de ocasión como en la posventa. Solo cinco de cada cien VO son vendidos por estos agentes, cuando es un mercado de más de dos millones de unidades vendidas. Y lo mismo sucede con la posventa, que en total factura más de 14.000 millones”.

Compartir: