Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.Puede cambiar la configuración en cualquier momento haciendo clic en el enlace "Configuración de cookies" en el pie de página.

Aceptar todas las cookies y continuar

Cambiar configuración de cookies



Los talleres andaluces facturan 466 millones por los daños en la ITV

2020-11-18

Los talleres en Andalucía facturan 466 millones de euros anuales por la reparación de los daños encontrados en los vehículos al pasar la ITV. De hecho, un 26% de ellos, más de 800.000, son rechazados en esta comunidad, según el informe ¿Tiene futuro la posventa? presentado por Solera, experta en inteligencia del automóvil, en el marco de la 14ª jornada de talleres de la Federación de Empresarios del Metal (FEDEME).

Esta misma fotografía en el conjunto del país muestra que la ITV supone para la posventa 2.100 millones de euros al año. De ellos, más de cuatro de cada diez euros corresponden a Andalucía, Comunidad de Madrid y Cataluña, que son las comunidades con más ingresos por esta vía, teniendo en cuenta además que la norma no obliga a pasar la inspección donde el vehículo está registrado, por lo que muchos conductores cruzan los límites autonómicos en busca de precios más asequibles.


No obstante, la aportación de la ITV a la posventa podría incrementarse un 25% hasta los 2.600 millones de euros, si los más de cuatro millones de turismos y vehículos comerciales ligeros/medios que se abstienen de pasar por la pertinente inspección empezaran a pasarla.


Desde la óptica de los daños, esos 2.100 millones se desglosan en un 60% correspondiente a los graves y un 40% a los leves. Los primeros, que son los que impiden pasar la ITV, aparecen en dos de cada diez vehículos que acuden a la inspección.


Esta tasa de rechazo está muy vinculada con el envejecimiento del parque y, de hecho, los años explican que los achaques detectados sean más de uno. En concreto, se encuentran de media prácticamente dos daños graves por vehículo, siendo los que más cuantía tienen los relativos a ejes, ruedas, neumáticos y suspensiones; emisiones contaminantes; y alumbrado y señalización.

Compartir: